lunes, 10 de septiembre de 2012

UNA BELLEZA










En ocasiones me pregunto por mi termino medio, donde finaliza mi atracción por el minimalismo puro que deja apreciar las lineas sublimes de su mobiliario y empieza la más barroca y cargada de las decoraciones. Sin aproximarse a ambos extremos, pero obviamente más cercana a la segunda, esta vivienda supone una muestra de personalidad desbordante donde cada objeto encuentra su lugar de forma atractiva, pese a su origen dispar. No encuentro una mejor imagen que ofrezca un ejemplo mayor de la maravillosa mezcla de culturas y referencias decorativas, como puede serlo la fotografía que encabeza esta entrada, mi favorita.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada